martes, 17 de octubre de 2017

NUNCA ME VOY A OLVIDAR


nunca me voy a olvidar de que
los otoños existen es la época
mas bella del año...

Leon Contreras -Colombia-

AYER TE VOLVÍ A VER


Ayer te volví a ver después de tantos años, estabas maravillosa, con la misma sonrisa con su carita hermosa, elegante al caminar, elegante al mirar, elegante al sonreír, fría al amar, te vi al atardecer, entre ocaso poseídas y cigarras, las nubes rojas de la tarde se ocultaban tras su cabellera larga, y a lo lejos titilaban las luciérnagas y candilejas, estabas ahí frente a mí, y yo un árbol sin ramas sin hojas seco con mi tronco expuesto al sol, nada te podía ofrecer, ni el verde de la montaña ni el colorido de la primavera, ni el cantó de la a vez entre mis ramas, ni la sombra ni la lluvia ni el verano, no era más que de la naturaleza el pasado, recordé a las miles de mariposas que revoloteaban en mi estómago cuándo te veía, que raro todas se habían ido, mi panza estaba vacía, y fue cuándo recordé que hacía mucho tiempo te había dejado de amar.

Albaro Ballesteros -Colombia-

NOCTURNO RESPLANDOR


Escribo mi alma sobre las mamparas
de la noche profunda
y en el etéreo fuego de tu mirar
el ave nocturna del apasionado amar,
mi espíritu en desconsuelo circunda,
diciéndome que por siempre me amarás.

Escribo mi alma sobre los fuegos
del infinito atardecer,
y en mi morada de límbicos jardines,
desde el túrgido silencio en sus confines,
las flores en su plácido fenecer,
plantean del ensueño todos sus ruegos.

Así vamos por la vida con el palpitar
del más límpido amor
en la profunda tiniebla de la noche,
incitando el más apasionado derroche
en que converja el intenso resplandor
de dos almas unidas en su plácido soñar.

Enrique Osorio Beltrán -Colombia-

MÁS TE QUIERO


Corazón mío, voy volando con mis sueños y razones,
deleite del rocío de la luna hechizando amantes.
Quiero bautizar tus labios con la humedad de mis alientos,
mis manos en tus senos densos, duros, placeres.

Quiero vivir el ansia de la lluvia en tu cintura,
romper con sudores de pasión, nuestros deseos.
Quiero desatar galopes desbocados en tu corazón.
Nuestras sangres liberadas, gimiendo, sin control.

Quiero con ternuras, besar tus pies, tu boca jugosa,
ser luz y fuego ardiendo de amor... como queremos.
Quiero vivir o morir en la desnudez de tu cuerpo
en la adversidad de la distancia... ¡más te quiero!

 Álvaro Álvarez Rojas (aprendiz de poeta)

MENTIRÁS Y FINGIRÁS AMOR


Mentira la que cargas en tu pensamiento, 
queriéndote engañar con atrevimiento, 
dices amarme y que sin mí, tú no vivirías; 
pero sin embargo, vas cantándoles a otras 
como gallo de otro corral y te esponjas 
y sacudes tus plumas del desliz y sonrojas. 

Querrás ocultar el sol con un dedo curtido 
entre mentiras y desaciertos, ¡entendido! 
pero la chispa de tu desamor ya destella 
desde el momento que pisas esta puerta 
cuando la encuentras inerte y muy abierta. 

Me dejas desplumada de tu lindo amor, 
como gallina sin plumas; llegas de malhumor 
cuando te dejan plantado y ya no lo niegas. 

Sientes rabia y yo me trago tus desganas 
y me retiro para dejarte gruñir tus odios 
que van carcomiendo de chismes tus oídos. 
Ya tiene un nuevo amante y muy arrogante, 
¡desprecia los casados;! te ves acongojante. 

Hoy vienes a mí, como perro con el rabo 
entre las piernas, pidiendo perdón; acabo 
de plantearte el divorcio, no quiero mentiras 
no quiero tu desamor, no quiero tus rabias, 
no quiero tus golpes, ya me cansé de tu amor 
muy fingido y mentiroso; solo me traes dolor. 

Me dices me calle y no prosiga en lo absurdo 
pero eres un hombre muy altanero y burdo, 
has cambiado y aunque la mona se vista de seda 
la mona siempre queda sin su moneda y greda. 

Hoy soy libre de ataduras y de grandes dolores, 
tus mentiras me dieron paso a otros amores. 

Rosa Elizabeth Chacón León / Elizabeth Chacon Stevens -Perú / Estados Unidos- 
 

TRAS LA LLUVIA


La lluvia empaña los cristales
y yo te veo en mi atardecer
parado frente a mí,
mirándome desde la distancia
de tu corazón cerrado;
sin emociones
que puedan colorear el diapasón
de esta canción inconclusa.
Me cuesta definir tu vibración;
ya casi ni la siento.
No recuerdo
si escuché alguna vez
el tono de tu voz;
sólo sé que por instantes
me llegó
el calor de tu sentimiento...
Aún aquí, te espero.
No sé bien por qué.
Quizás mi soledad
no quiera morir a solas
y sabe que tu ser ermitaño
la espera silenciosamente
en las postrimerías
de un atardecer sin miedos...
en esa gruta desolada
donde pasa tu manantial;
donde me baña
tu ola tibia y destilada.
Sé que deberé luchar
contra la inclemencia del tiempo
y para hallarte
sortearé caminos,
a pura piedra y escarcha,
a puro sol y lluvia,
a puro viento y caricia...
y al fin...
al fin, te encontraré...
casi escondido...
esperándome tras la lluvia,
más allá del alba...

Diosma Patricia Davis -Argentina-

SERÁ UNA ROSA, SERÁ UN CLAVEL


En tu vientre mujer
anida la semilla
fruto del amor,
que en algún momento
tu hombre sembró,
hecho de besos y caricias,
nada podría ser
pero lo es todo.

Una vida crece
dentro de ti mujer,
un corazón
que junto al tuyo late,
gran milagro
frágil como el cristal,
abrirá sus ojos
su mirada
será tu espejo.
Ser mamá es grande,
tener un hijo
lo es aún más.

Dicha, alegría,
por haber concebido
gozo de poder disfrutar...
Será una rosa,
será un clavel,
pasados nueve meses
tú, mujer, nos lo dirás.

Si es una rosa,
Anabel por nombre le pondrás,
si es un clavel,
José Miguel se llamará,
una lluvia de amor
tu hogar llenará,
como un sueño
tierno muy dulce
se cumplirá.

Un hijo darás a luz
llegado el día
de ser papás,
tu esposo impaciente
por el nacimiento
sentirá,
como el sol
que atraviesa las nubes
por un cielo
coronado de amor.

Será la luz
divino regalo,
si es una rosa
con cariño la mimarás,
si es un clavel
con gran amor lo recibirás.

Montse Andreu -España-